Boletín especial: Zancar

¡Hola! Ya he hablado por aquí de cuánto me gusta correr; de lo que me aporta y me enseña. Pero, a veces, las ramas no me dejan ver el bosque y pienso que ya no tengo tiempo ni para mí, ni para correr. Me dejo y lo dejo durante unas semanas. Pero siempre, siempre, vuelvo. Por suerte.

Read →