De Variable Fonts, emojis y oficio (Boletín 1)

Por Pedro Arilla

«Una tipografía es ritmo. El pulso del lenguaje escrito, el paso de las letras marchando a través de la página.» — Karrie Jacobs.

¡Hola! Bienvenido o bienvenida a este nuevo Don Serifa que hoy celebra su séptimo aniversario. 🎉

A partir de ahora, cada dos lunes, me colaré en tu buzón de correo para ofrecerte una selección de lo que más me haya emocionado y hecho pensar en la última quincena. Y hoy te quiero hablar de unas cuantas cosas. ¿Empezamos?

Imagen: https://goo.gl/pKQsw4

Imagen: https://goo.gl/pKQsw4

De Variable Fonts →

Nuevos recursos sobre fuentes variables

Las fuentes variables son gran parte de la conversación tipográfica desde que fueran presentadas en septiembre de 2016. En esencia son un formato de archivo digital que permite que una fuente «contenga» mútliples fuentes. Es decir, que el diseñador del tipo crea unos másters (ejemplo básico: negrita y fina) y unos ejes (siguiendo con el ejemplo: peso) y el usuario puede interactuar con esos ejes para «acceder» a esas «fuentes intermedias» a las que llamaríamos instancias. Es algo mucho más complejo, pero entre esta explicación simplificada y el gif que encabeza este texto, espero que se entienda.

Las posibilidades son infinitas y soy de la opinión de que no es algo que terminarán por controlar los usuarios sino los dispositivos —y, por tanto, beneficiando a los usuarios—. ¿Te imaginas una fuente que se adapte automáticamente según las condiciones lumínicas de tu entorno? ¿O que se ajuste para optimizar la impresión dependiendo de tu modelo de impresora? ¿O que mute debido a tu grado de dislexia facilitándote la lectura? No hace falta imaginarlo: ya se puede hacer. Ahora solo es necesario que todos lo navegadores, aplicaciones y sistemas operativos soporten las fuentes variables.

Si quieres saber más, Pablo Gámez dio una charla al respecto en el último T3chFest donde cubre muy bien el tema. En caso de que quieras ampliar información, axis-praxis ha habilitado una sección en su web con todos los recursos y artículos hasta la fecha. Esa misma web dispone de varias fuentes para «jugar»; y, recién salido del horno, este v-fonts que también recoge unas cuantas de las que ya se han hecho públicas. Esta es una etapa importantísima en la historia de las fuentes digitales, la cual, por cierto, la ultra-resume muy bien aquí Hui Jing —aunque un día hablaremos más profundamente de las llamadas Font Wars—.

De emojis →

Lanzamiento de Emoji 11.0

El estándar Emoji 11.0 se lanzó este febrero adelantándose al lanzamiento de Unicode 11.0 que se producirá el próximo verano. De esta forma, los desarrolladores pueden empezar a implementarlo desde ya. La lista de nuevos emojis ha sido pensada para ser más inclusiva; aunque también han incluido el emoji de papel higiénico siendo que todavía queda mucho trabajo por hacer. Por ello ya hay quien se pregunta qué emojis deberían incluirseen la próxima actualización, entre los que cabrían destacar personas en silla de ruedas y familias negras.

Para terminar, desde un punto de vista de diseño, es curioso que todavía sigamos con problemas de homogeneización entre plataformas como el que llevaba arrastrando Samsung con su 🙄. Si quieres ver otros casos, tan solo tienes que perderte explorando las diferentes versiones; uno de mis favoritos es el zombie.

Por cierto, la imagen que acompaña a este texto es el superemoji que diseñé para Fontsmith, la fundición-que-me-da-de-comer.

Imagen: https://goo.gl/LJfsbo

Imagen: https://goo.gl/LJfsbo

De oficio →

Cómo espaciar una tipografía

El espaciado —o encajado, como lo llama Gerard Unger— es el proceso que da sentido último a un diseño tipográfico. El equilibrio entre blanco y negro es algo que debe ser diseñado y, por ello, Fernando Mello abraza teoría y práctica para resumir la metodología que hay que seguir a la hora de espaciar una tipo.

Este artículo me sirve como ejemplo de la complejidad de un oficio como es el de diseñar tipografías y producir fuentes. Otro ejemplo podría ser el estudio que Dennis Hotson ha realizado para determinar la razón matemática para que unas curvas sean más bonitas que otras.

Diseñar tipografías es pues, como digo, un oficio complejo. Como cualquier otro. Porque no, no intento decir que sea especialmente complejo; pero como es el mío no dejan de sorprenderme iniciativas vacías como las de diseñar una tipografía en 24 horas y toda la repercusión que tienen. La velocidad solo sería positiva si presentara un mejorado proceso de producción (mediante un salto en el flujo de trabajo a través de innovación, automatización o parametrización) que produjera un objeto de diseño válido. Pero así, no.

De libros →

He leído algunos libros en las últimas semanas y estos son los que tienen que ver de alguna u otra manera con la tipografía:

‘Palatino, the natural history of a typeface’ de Robert Bringhurst

El autor de la llamada biblia de la tipografía, hace aquí un recorrido por la historia de Palatino. No era —y digo «era»— demasiado fan de esta tipografía en concreto pero he aprendido a amarla a través de las páginas. Sea como fuere, lo más interesante de este libro es que Palatino sirve al autor, no sé si intencionadamente, como hilo conductor para contar la evolución de los medios de impresión a lo largo del siglo XX y cómo esto ha influído en la forma de las letras.

‘Never use Futura’ de Doug Thomas

Con motivo del 90 aniversario del diseño original de Futura, se han publicado varios libros. Este es uno de ellos y, aunque empieza con fuerza, se desinfla en la segunda mitad. Aún así, contiene algunos datos interesantes, algunos pasajes muy estimulantes y algunas imágenes que te sorprenderán. Sin embargo, sospecho que puede haber otros volúmenes más completos.

Ganadores del sorteo 🎁

Lo prometido es deuda y aquí están los ganadores del sorteo entre los ¡617! primeros suscriptores al newsletter de Don Serifa. ¡Enhorabuena!

P.D.: Me pondré en contacto con vosotros próximamente para el envío de los regalos.

¡Gracias por llegar hasta el final! 🏁

¿No es emocionante? Para mí, mucho. Decíamos que son 617 personas las que se han suscrito a este newsletter cuando no era más que una promesa etérea. Espero haber correspondido a esta confianza ciega. Si tienes alguna idea para mejorar, petición para próximas ediciones, o palabras de ánimo puedes escribirme por los canales habituales: emailTwitter y Facebook.

Por último, me gustaría pedirte un favor: si te gusta el proyecto, apóyalo. 🙏 No me quiero extender demasiado en esto —pues ya escribí un manifiesto— pero la sostenibilidad de Don Serifa depende de ti; depende de todos.

¿Formas de hacerlo? Cuéntaselo a tu gente, escribe un tweet, pubícalo en tu muro. Cuantas más gente se suscriba, más fácil será alcanzar nuestro objetivo. Al fondo tienes incluso botones para compartir y hacerte la vida más fácil. Gracias, colega. 👊

Pero hay más maneras, claro:

Invítame a un café

Aunque yo no beba café, el proyecto Don Serifa sí que lo hace. Mediante esta plataforma de microdonaciones, puedes hacer tu aportación. ¡Gracias!

www.buymeacoffee.com

Invítate a un curso online

Si quieres hacer un curso en la plataforma de Domestika, hazlo a través de este enlace. A ti te cuesta lo mismo y el proyecto de Don Serifa recibe una pequeña comisión a cambio. Subo la apuesta, utiliza este código DONSERIFA-NUM01 y se te aplicará un 30 % de descuento (válido hasta 19/03/2018 23:59 CET).

www.domestika.org

Nos leemos en 14 días. ¡Salud y letras! 👋