De Glíglifo, internacionalización y plataformas (Boletín 12)

Por Pedro Arilla

«La tipografía debe definir el blanco como la arquitectura define el espacio» —Albert Hollenstein.

¡Hola! Bienvenida o bienvenido al número 12 de este boletín tipográfico digital, solo apto para quienes sueñan despiertos con serifas y cuentan glifos cuando les cuesta dormir.

De Glíglifo →

O de cómo hemos ampliado la oferta tipográfica

En 2014, Damià Rotger y un servidor lanzábamos al mundo Glíglifo, un curso intensivo y pasional de diseño de tipos en la medieval villa de Sos de Rey Católico. Tras cinco ediciones muy exitosas, hemos decidido ampliar la oferta y añadir al curso de julio, un evento complementario y diferente en mayo.

Esta primera edición del evento argutendido de tipografía, se realizará en Sos, en el Palacio Español de Niño (siglo XVI), del 23 al 26 de mayo. Consistirá en una serie de workshops y conferencias con referentes internacionales en un encierro a corazón abierto a cargo de Marta Cerdà, Borja Martínez (Lo Siento) y José Luis Martín (Campgràfic). Con la letra como único eje común, la riqueza de la experiencia la brindarán los distintos enfoques de trabajo a través de sus protagonistas.

Workshops, conferencias, fiesta de clausura, alojamiento y comidas están incluidas en la matrícula de 395 €. La inscripción está limitada a 38 plazas y se servirán en riguroso orden de pago.

Toda la información en nuestra web.

© Ricky Linn

© Ricky Linn

De internacionalización →

O de cómo tipografía y cultura también es un producto

Habrás notado que traigo con frecuencia a este boletín el tema del colonialismo cultural y marginación tipográfica (varios ejemplos en el archivo). Hoy lo hago con motivo de un interesante artículo de Glenn Fleishman.

En este extenso artículo, Glenn habla de la plétora de sistemas de escritura que existen en el mundo, de la necesidad de su adopción digital, de cómo pueden ser incluidos todos ellos en Unicode, de qué razones comerciales puede haber detrás de la decisión de aceptarlos o no, de por qué los emojis sí que siguen creciendo, de la necesidad de diseñar buenas tipografías —y no simplemente «tipografías»— para esos sistemas en peligro de extinción y de cómo la única respuesta actual parece ser Noto, el ambicioso proyecto de Google (que eso sea buena noticia, ya es otro cantar como ya dejé caer en el número anterior).

© Apple Inc., Get a Mac (2006)

© Apple Inc., Get a Mac (2006)

De plataformas →

O de cómo elegir un sistema operativo para trabajar

Unas semanas atrás, un lector me preguntaba qué plataforma era mejor para diseñar tipografías, haciendo especial énfasis en la cuestión monetaria pues él todavía está estudiando y ya dispone de un PC.

Soy de la opinión de que la cámara no hace al fotógrafo ni de que la guitarra hace al guitarrista. Y de que a menudo confundimos a personas que manejan un software con mucha pericia, con buenos diseñadores. Así que, por si sirve de ayuda a alguien, esto es lo que le contesté:

Para diseñar tipografía en Windows puedes utilizar Fontlab o Fontforge (también disponible para mac y Linux). Sin embargo, ninguna de esas opciones son los estándares de la industria (Fontlab lo fue en su día, pero ya no). Ahora hay una «guerra» entre Glyphs y Robofont por controlar el mercado. Ambos softwares trabajan en mac. Glyphs creo que ganará la pelea y es mi favorito (por si sirve de algo).

Dicho esto, la respuesta corta a tu preguntar sería: si quieres aprender a diseñar tipografía, puedes hacerlo tranquilamente con tu PC y Fontforge (es gratuito); si quieres dedicarte profesionalmente a ello, al final tendrás que pasarte a mac y trabajar en Glyphs. O no, conozco un par de diseñadores muy buenos que por temas ideológicos trabajan en Linux y Fontforge. Al final, las curvas son lo importante, no la herramienta con la que las hayas dibujado.

(Publicidad)

(Publicidad)

De breves →

• Este mes (concretamente el día 12) fue el 8.º aniversario de Don Serifa. Desde el 2011 dando guerra. Y lo celebro así, sin enlace ni nada. :)

• En cada número hablo de inclusión y hoy no podía ser menos: 1) Mujeres que diseñan tipografía hoy en día, 2) El papel de las mujeres en la evolución de la tipografía, 3) Söre Popitz, la única diseñadora gráfica de la Bauhaus y 4) Un tercer género para los emojis.

• Vicente Lamónaca vuelve a sacarse de la manga otra iniciativa inteligente y reaccionaria. Esta vez se trata de Reunión tipográfica, «Un espacio virtual y real para proponer ideas y sumar esfuerzos para la consolidación y el desarrollo de la tipografía uruguaya».

• Alphabettes publica una extensa e interesante entrevista a Elena Veguillas y el ABC hace lo propio con Campgràfic.

• Type July es un workshop tipográfico en Barcelona con Bas Jacobs (Underware) y Joancarles Casasín (TypeTogether).

• El Gobierno de Aragón presenta y pone disponible para su descarga Tristana, una tipografía inspirada por el cineasta Luis Buñuel. Ha sido desarrollada por los alumnos de la ESDA: Alba Hernández, Andreas Ibarra, Coral Blasco, María Zabay y Patricia Miramón. Un precioso proyecto en el que he tenido el placer de participar como supervisor.

• Y en mi habitual colofón ombliguista: Fontsmith (la fundición que me da de comer) ha lanzado FS Meridian de Kristína Jandová y ha ampliado FS Brabo de Fernando Mello con griego y cirílico, siendo este el primer trabajo que hice cuando me uní al equipo.

De libros →

He leído, comprado o regresado a algunos libros en las últimas semanas y estos son los que tienen que ver, de alguna u otra manera, con la tipografía:

Diseñar tipografía de Karen Cheng

Descatalogado desde hace años, la editorial Jardín de Monosrecupera este libro que a tantos estudiantes ha ayudado. Imprescindible para todo aquel que quiera iniciarse en el diseño de tipos para aprender qué hay que mirar. No hay que tomarlo como un libro de recetas pero sí como un indispensable punto de partida.

Type spaces de Peter Burnhill

Vale la pena tener todo lo que publica Hyphen Press. Pero muchos de sus libros están descatalogados. Es el caso de este Type spaces, una maravillosa revisión de los libros aldinos y su jerarquía tipográfica. ¿La buena noticia? Ha sido liberado y está disponible para su descarga gratuita.

¡Gracias por llegar hasta el final! 🏁

Eres uno de los 1.526 suscriptores de este newsletter. Si tienes alguna idea para mejorar, petición para próximas ediciones, o cualquier tipo de comentario puedes escribirme por los canales habituales: emailTwitter y Facebook.

Por último, me gustaría pedirte un favor: si te gusta el proyecto, apóyalo. 🙏 La sostenibilidad de Don Serifa depende de ti; depende de todos. Cuéntaselo a tu gente, reenvíaselo a tus compañeros, escribe un tweet, publícalo en tu muro. Cuantos más seamos, mejor.

Otras formas más directas de apoyar el proyecto —y evitando monopolios como Amazon o MyFonts— son las siguientes. Considéralas, por favor.

Si quieres hacer un curso en la plataforma de Domestika, hazlo a través de este newsletter. A ti te cuesta lo mismo y el proyecto de Don Serifa recibe una pequeña comisión a cambio. Subo la apuesta: utiliza este código DONSERIFA-NUM12 y se te aplicará un 20 % de descuento en tu próxima compra.* Por ejemplo, en el curso de José Luis Coyotl: Títulos de crédito: tipografía y cine.

*Código válido hasta 31/03/2019 23:59 CEST.

Fontown es una aplicación que te da acceso mediante suscripción a un vastísimo catálogo de tipografías. Algo así como un Spotify de fuentes tipográficas. Cuesta 14,99 €/mes pero registrándote desde Don Serifa, puedes acceder a la versión gratuita para siempre o registrarte con un 66 % de descuento los 3 primeros meses. Ni te lo pienses. 

En 2016 publiqué la tipografía Mestre, una sans-serif de 8 pesos (más 8 itálicas) de estructura humanista pero construcción racionalista. Y, a partir de ahora, la familia de 16 fuentes puede ser adquirida por paga-lo-que-quieras desde 10 €.

Aunque yo no beba café, el proyecto Don Serifa sí que lo hace. Mediante la plataforma de microdonaciones buymeacoffee.com, puedes hacer tu pequeña gran aportación. ¡Gracias! ☕

Nos leemos el próximo mes. ¡Salud y letras! 👋